¿Qué es una oficina virtual?

Spread the love

Soy nuevo en el mundo de los negocios, hace unos meses decidí salirme de mi empleo para emprender con uno propio. Sin embargo, con el pasar de los días me he dado cuenta que necesito algún lugar donde pueda recibir a mis clientes o contratar a alguien para que conteste las llamadas desde mi casa. Pero esto me es imposible en este momento, pues si invierto en esos dos puntos, podría quedarme sin efectivo para invertir en recursos materiales en mi nueva compañía.

Un día me encontré con un amigo con el que fui a tomar un café, platicando sobre mi nueva empresa y los problemas a los que me estoy enfrentando me dijo que por qué no rentaba alguna de las oficinas virtuales que existen en la Ciudad de México. Yo no tenía idea de lo que se refería, por mi mente pasaba una vaga idea de que era algo que la gente veía sólo por internet y que todo era a través de la red. Me dio vergüenza preguntarle qué era una oficina virtual, así que al llegar a casa comencé a investigar.

Descubrí que existen empresas que se encargan de rentar oficinas virtuales, las cuales son espacios que te rentan para que tu compañía tenga un sitio a la vista de los clientes potenciales, variaban su tamaño, ya que podían ser pequeñas o muy grandes. Esto funciona para que quienes decidan reunirse contigo, puedan hacerlo en un lugar, y que mejor que sea en uno propio, lo que brinda una mejor imagen.

Sin embargo, no es lo único que te rentan. ¿Recuerdan que les mencioné que necesitaba a alguien que recibiera mis llamadas? Pues estas empresas también incluyen en sus servicios a una recepcionista, que se encargará de contestar y recibir los mensajes de futuros clientes. Por lo que ya no tendría que preocuparme por no atender a uno de mis contactos mientras realizó mis actividades diarias. Como yo trabajaba desde casa, uno de mis mayores temores era que uno de mis clientes quisiera tener una junta en mi lugar de trabajo, pero las oficinas virtuales ya cuentan con salas de juntas o sólo con tu oficina para que puedas dar una mejor imagen a los demás.

Mientras realizaba mi búsqueda encontré un artículo en un periódico, en el que una empresaria mexicana reveló que paga 800 pesos mensuales por la renta de una oficina virtual, lo que le significó un ahorro significativo frente a los casi 7 mil pesos que le costaba rentar una propia. ¡Vaya ahorro!

Así que me animé a revisar algunas páginas especializadas en este tema, en algunas llamé por teléfono para pedir informes y tras escuchar distintos precios en diferentes lugares, me animé a rentar una en la zona de Polanco, donde creo podría mejorar la imagen de mi compañía.

Si tú como yo quiere un lugar para atender a sus clientes, que incluyan algunos servicios que te quitarán presionas innecesarias y puedas enfocarte en obtener más clientes, las oficinas virtuales son la mejor opción. Si cuentas con el capital suficiente, podrías animarte a adquirir una propia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *