Metro en hora pico

Spread the love

Hoy tuve que ir a la torre de investigación de la facultad de Medicina  ya que tuve algunos problemas para subir mi documentación a la pagina, al llegar me pidieron una identificación, la cual no lleve, pero como el señor me conocía, me dejo pasar sin problemas, subí por el elevador, llegue hasta donde estaban las oficinas de AFINES, me atendió una señorita muy amable, pero no pudo solucionarme nada, me pidió que regresara el día lunes para que le platicara mi caso al ingeniero David, y que el podría subir mis documentos sin ningún problema.

Al salir de la torre ya me estaba esperando una de mis mejores amias, se llama Sharon, estuvimos en el mismo salón en segundo año, ella es una chava muy lista y nos empezamos a llevar bien cuando nos dejaron hacer un trabajo en parejas, entonces ella decidió hacerlo conmigo, desde entonces fuimos inseparables y mas si de estudiar se trataba, con ella pude organizarme muy bien para poder leer y hacer todas las tareas que nos dejaban, a veces nos repartíamos los temas y nos los explicábamos, era mas sencillo y podías dormir mas tiempo. Este año no nos tocó estar en el mismo hospital, casi morimos, la verdad se me complicó mas este tercer año porque no tenia a mi mano derecha, Sha, no tenia quien me ayudara, no tenia con quien repartirme los temas   y por ende se me hizo mas pesado y estresante, pero ambas sobrevivimos este año, con ojeras pero sobrevivimos. Como ya tenia bastante tiempo que no nos veíamos nos fuimos  a comer a copilco, al pasillo de la salmonella, es un lugar donde esta lleno de comida, literal venden toda la comida que puedas imaginar, y no esta mal, los precios son muy accesibles y las personas si son limpias al hacer los alimentos, o al menos nunca nos enfermamos del estomago, ni nadie que conozca

Sharon tenia ganas de sushi así que fuimos a buscar un local donde lo vendieran, al ir caminando, vimos un tipo local, estaba sobrepuesto, con láminas de plástico, vendían chilaquiles, y había demasiada gente formada para comprar, pensamos que por la gente que había iban a estar deliciosos, terminamos comprando chilaquiles y nos lo llevamos comiendo hacia el metro, al entrar al metro nos dimos cuenta que estaba llenísimo, decidimos irnos a la ultima estación, que es universidad, para irnos sentadas y así poder disfrutar nuestros deliciosos chilaquiles, al ir por la mitad del camino, el vagón estaba demasiado lleno, en exceso, Sharon me dijo que era la hora pico y que se pondría peor, y así fue, de tan apretados que íbamos, una señora le pego a otra sin querer, la otra señora se enojó y le regreso el golpe, comenzaron a gritarse y a agredirse mutuamente, hasta que apareció un policía y las bajó del vagón, nunca me había tocado el metro así de lleno y menos que la gente perdiera los estribos por el caos enorme que había ahí dentro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *