La rapidez de un hombre

Spread the love

El día de ayer les apliqué un examen a mis alumnos de tercero de prepa del turno vespertino, era un examen, a mi parecer, un poco sencillo, ya que estos temas de  son muy fáciles de entender y rápidos de realizar siempre y cuando sepan que método van a utilizar.

Desde antier empecé a hacer los ejercicios que les pondría a hacer en el examen, pero como estaba muy cansada me dio sueño y no los terminé de hacer, se me hizo fácil terminarlos de hacer apenas ayer, justo tres horas antes del examen, al momento de terminarlos, en lugar de imprimirlos, me fui a desayunar con mis papas, me estuvieron platicando de una película que habían visto ayer en la noche, acerca de una joven que desde pequeña la educa su abuela para tratar mal a todos los hombres que conociera, como la chava era muy bonita, todos estarían detrás de ella y haría sufrir a todos, en especial a uno, todo esto porque a la abuela la habían dejado plantado en el altar, entonces era la forma de vengarse de los hombres, me dijeron mas cosas pero en general esa era la trama, no recuerdo el nombre de la película, pero les prometí que la vería en un tiempo libre que tuviera; Al termino del desayuno y de la sinopsis de mis papas, corrí a la computadora a imprimir los exámenes y en lo que se imprimían meterme a bañar e irme a la escuela.

Cuando me salí de bañar, fui a la impresora a ver si ya se habían impreso mis 45 hojas pero vi que ya no tenia tinta, me puse toda histérica, porque rumbo a mi escuela no hay cafés internet donde pueda imprimir ni papelerías para sacarles copias, por lo general soy muy precavida pero ahora si se me paso comprar cartuchos.

La mejor idea que se me ocurrió fue  llamarle a mi novio con la esperanza de que estuviera desocupado, para pedirle el enorme favor de que fuera a comprarme un tóner HP urgentemente, no se a donde fue a comprarlo pero llegó a mi casa en un lapso de 35 min, con el tóner ya en la mano listo para ponérselo a mi impresora; Definitivamente es un amor de persona, me salvó el pellejo, hasta me esperó y me

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *