El tratamiento de la diabetes tipo 2 implica cambios en el estilo de vida y atención médica

Spread the love

El tratamiento de la diabetes tipo 2 incluye tanto un autocuidado del paciente como la atención médica brindada por los médicos y otros proveedores de atención médica.

El tratamiento de la diabetes generalmente incluye:

  • Medicamentos
  • Terapia nutricional
  • Actividad física
  • Medidas de estilo de vida para controlar el estrés y otros problemas
  • Atención especializada para prevenir y tratar complicaciones

No tocaremos el tema de los medicamentos ya que cada persona es un caso en particular, sin embargo, muchas personas con diabetes tipo 2 comienzan con el medicamento oral metformina para ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y luego agregan otros medicamentos al régimen, ya sea poco después del diagnóstico o meses o años después.

Actualmente hay más de 10 clases de medicamentos para la diabetes, cada uno de los cuales reduce el azúcar en la sangre de una manera diferente.

Si tu régimen de medicamentos actual no reduce el azúcar en la sangre lo suficiente, tu médico puede elegir agregar un medicamento de una clase diferente.

Por otro lado, algunos casos necesitarán tomar una o dos dosis de insulina de acción prolongada por día y otros necesitarán tomar insulina de acción prolongada con insulina de acción rápida.

Como notarás, este es un terreno total de tu médico que incluye también a los especialistas.

Entre los cambios en el estilo de vida se incluye el tema de la nutrición y la actividad física.

Si tienes diabetes, debes tener un plan de comidas individualizado que no solo te ayude a controlar los niveles de azúcar en la sangre, sino que también te ayude a controlar el colesterol y la presión sanguínea y cualquier otra afección médica.

A menudo es útil trabajar con un dietista registrado o un educador en diabetes para diseñar un plan de comidas para la diabetes que cumpla con tus objetivos de diabetes y se adapte a tus gustos y aversiones.

El horario diario y el acceso habitual a los alimentos son importantísimos al igual que lo que comes.

En cuanto a la actividad física se recomienda hacer una actividad aeróbica por semana de unos 150 minutos de intensidad moderada (en total), que bien puede ser una caminata rápida.

También puedes incluir entrenamiento de resistencia al menos dos veces por semana.

Antes de comenzar un programa formal de ejercicios o aumentar tu nivel de actividad física, es importante obtener la aprobación de tu médico y averiguar qué actividades puede realizar de manera segura.

Si tienes presión arterial alta no controlada, neuropatía severa, úlceras en los pies o retinopatía diabética, es posible que debas limitar los tipos de ejercicio que realizas.

Definitivamente, una persona a la que se le ha diagnosticado diabetes tipo 2 debe contar con un médico de cabecera más la atención especializada de un grupo de especialistas para prevenir y tratar complicaciones.

Por ejemplo, ante un problema en los pies, una persona con pie diabético no debe ir directo a la farmacia o con un pedicurista X.

Debe ir directamente con un médico especialista en pie diabético para que sea tratado apropiadamente y así evitar cualquier complicación.

Y así en general. Mientras mejor te cuides y sigas las indicaciones médicas, mayor controlada estará tu diabetes y tu salud en general estará bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *