Bienvenidos al mundo de los TCG

Spread the love

Cuando hace algunos meses me inscribí a la beta de The Elder Scrolls: Legends no creí que el mundo de los juegos de cartas me llamaría tanto la atención.

Soy fan a morir de The Elder Scrolls desde su tercer título: Morrowind y cuando anunciaron este TCG me enojé tanto que no quería saber nada de él. Pero como fan tuve que probarlo y confieso que no he podido soltarlo desde que fui acreedora de un pase para poder probar el juego mucho antes de que saliera a la luz.

Sinceramente soy malísima en los juegos de cartas, siento que me hace falta mucha estrategia y comprender los efectos de las cartas pero poco a poco me he adaptado a este género que es el primero de éste tipo que juego. Bueno, no, hace muchos años llegué a jugar Yu-Gi-Oh, pero como mera diversión y con un deck horrible y con personas que no sabían jugar, así como yo. No continué con este género de juego porque implica mucho gasto, pero en TES: Legends no es necesario gastar, puedes adquirir cartas virtuales con dinero que obtienes por ganar partidas o cumplir misiones.

El juego es así: hay un tablero dividido en dos, en el que puedes bajar cuatro cartas de los dos lados, pero el lado izquierdo tiene un efecto especial: se protegen en el turno que bajas tu carta.

Hay diferentes tipos de razas y cada una de ellas tiene aspectos especiales que ayudarán a los efectos de tu juego. Cada turno te otorga un punto de mana, necesaria para poder jugar tus cartas. Gana el que deje a su rival con cero puntos de vida, comienzas con 20.

TES:Legends es el juego de cartas que por ahora me tiene entretenida, pero después de probar los TCG decidí investigar por otros más.

Magic: The Gathering es el pionero de los juegos juegos de cartas, es el maestro y jamás me había puesto a jugarlo porque, al ser físico, debía invertirle mucho dinero y pues con tantos gustos caros no podía darme el lujo de otro más.

Este juego se caracteriza por su arte bien realizado y por el lore que encuentras detrás del él. Su forma de juego se basa en las tierras, o maná, necesarios para jugar tus cartas. Hay diferentes tierras: blancas, negras, verdes, rojas y azules. Estas las debes bajar para poder utilizar una criatura. Todas te dicen el precio así que, cuando tengas pensado usar tu mana, debes girar las cartas como señal de que estás usando esas tierras para bajar a tu bestia. Aplica igual para atacar o defenderte, debes girar la carta para realizar la acción. Gana el que quede en cero y comienzas con 20 puntos de vida.

Y por último, en marzo salió un juego gratuito para steam llamado Faeria. Este juego combina las cartas con un juego de mesa. El tablero es una especie de terreno vacío en el que debes construir tierras: bosque, volcán, desierto y neutral. En las neutrales puedes bajar cartas sin ninguna especificación especial, pero si tienes cartas de bosque, debes construir tantos bosques necesarios para poder bajar tu criatura. La base del juego es construir un buen camino de territorio ya que así podrás mover a tus criaturas a través de las tierras para poder llegar a tu rival.

En estos tres juegos necesitan mana para poder hacer algo, así que debes pensar bien tus movimientos y no gastarte la magia a lo loco, en el juego no existen arrendadoras de mana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *