Aprende sobre el VIH-SIDA y no discrimines

Spread the love

Uno de los grupos sociales más discriminados en México y en el mundo es el de las personas con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) o aquellas que son portadoras del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), debido a que aún desconocen muchos aspectos de esta condición o porque aún creen en mitos que han sobrevivido y que se vienen transmitiendo desde hace mucho tiempo. Como empleado en unos laboratorios de referencia he podido platicar con personas que con VIH o SIDA y me han contado algunos de las mentiras que se cree la gente, las cuales les quiero compartir para que no las crean y si ya lo hacen, comiencen a olvidarlas.

Empecemos explicando que el VIH es el virus que provoca el SIDA, y como tal puede o no desarrollarse en el cuerpo, mientras que el segundo es la condición provocada por el virus ya desarrollado. Lo que mucha gente cree, demasiada diría yo, es que ambas enfermedades sólo les da a los hombres homosexuales o a las personas drogadictas. Esto es falso. Si bien hay más homosexuales que sufren con la enfermedad, también hay un porcentaje de hombre heterosexuales que se han contagiado, pero el porcentaje de mujeres heterosexuales con esta enfermedad es aún mucho mayor.

Las formas de contagio aún son un tema que se debate en muchos lugares, pero también es algo con lo que discriminan a los enfermos de SIDA o portadores de VIH. Hay gente que cree que por estrechar las manos, besarse en la mejilla, compartir cubiertos o el mismo baño con un enfermo puede contagiarlos. Esto es imposible, ya que las únicas formas de contagio son por contacto sexual sin protección, transmisión  a través del embarazo o por transfusión sanguínea. Me comentan algunos pacientes que cuando ellos estornudan o tosen en el transporte público, otros usuarios se alejan, se cubren la boca y la nariz o hasta los insultan por haber tosido o estornudado, lo cual no les transmitirá la enfermedad.

La ironía de todo esto es que hay muchas personas que tienen estos prejuicios pero piensan que con el sexo oral no se puede transmitir la enfermedad. Déjenme decirles que esto es mentira. Su índice de transmisión sí es mucho menor que por relaciones vaginales o anales, pero esto no elimina la probabilidad de ser contagiado con VIH-SIDA. Por eso recomiendan aun así usar protección en boca o en los genitales.

Por último quiero mencionar dos aspectos, el primer es eliminar que la teoría de que los mosquitos al chupar la sangre de un infectado pueda esparcirlo a otras personas que pique, esto falso, ya que el virus muere muy rápido al interior del insecto. Lo siguiente es para las personas quienes ya padecen la enfermedad, pues es muy común que al ser diagnosticadas sufran depresión y piensen que su vida se terminó, lo cual también es falso. Los avances en medicina permiten que personas con VIH-SIDA puedan vivir por muchos años y de manera normal, así que no se desanimen y luchen por vivir y disfrutar cada día de la vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *